UTOPÍA ANTROPOLÓGICA DE FRANCISCO SANCHIS CORTÉS.

Pasa la Mano por su blancura
Y verás que nevada melodía
Esparce copos sobre tu ternura.
GARCÍA LORCA.

Repetidas veces no hemos preguntado por esos conceptos abstractos que constituyen las incógnitas del SER HUMANO: libertad, belleza, armonía, felicidad…

¡Ah la belleza!, que en palabras de Dostoievsky, salvará el mundo. Y yo me pregunto, ¿De qué? Tú y yo tenemos un compromiso de respuesta. Distintas, sinceras.

Alguien expresó que la pintura es el medio más perfecto para manifestar las operaciones del alma. Pintura que me atrevería a adjetivar “esencialista”, que nos revela la belleza como fiesta de los ojos y alimento del espíritu.

Francisco Sanchis Cortés, doblemente artista, por transmitirnos sus vivencias intimas en clave cromática y sinfónica. Armonía de color y sonido. Pero añadiría otra clave:

ANTROPOLÓGICA.

En tu obra, Francisco Sanchis Cortés, se aprecia sinceridad y entrega en la búsqueda de lo íntimo que define y esencializa tus personajes. ¿A caso no es verdad Francisco?

“Lo bello como esplendor de lo verdadero” del Filósofo Helénico.

Todo con la más depurada técnica del dibujo, sobriedad de color, armonía de conjunto, coordenadas esenciales de toda obra acabada.

Gracias, Francisco.

Don Ángel Miguel de Arce López
Doctor y Catedrático de Arte por la Universidad Autónoma de Madrid, colaborador del Museo del Prado para la realización de conferencias y miembro de la Asociación Nacional de Críticos de Arte. Museo Municipal de Arte Contemporáneo Don Ángel Miguel de Arce López en Burgos