Un saludo,

Música para una exposición

La melodía y el ritmo de los pinceles

Un conjunto de los más bellos sonidos plasmados en el lienzo es la obra singular de Francisco Sanchis Cortes.

Historias bíblicas, fantasías inenarrables, la ficción que supera a la realidad, la expresión más genuina del arte, el alma de unos personajes que, entre la historia y la leyenda han hecho del género operístico las delicias del espectador, haciéndose realidad en sus cuadros.

Se podría afirmar rotundamente que constituyen la síntesis de todas las artes poéticas, visuales, musicales y escénicas, es decir, transforma el pensamiento musical en todos sus órdenes en una obra de arte totalmente distinta y completa. Y añadir que su obra, de un modo sencillo y ameno, recoge los aspectos más interesantes del pensamiento estético del pintor en relación con los intereses artísticos de la expresión musical.

La languidez propia del romanticismo adorna ciertos matices en sus cuadros, muy propios de su estilo y por eso no es de extrañar que sus obras ,en mi opinión, son ventanas abiertas a la profundidad de su alma inquieta y apacible al mismo tiempo. Francisco no niega sus sentimientos y en un momento determinado, sin dudar un instante, pone a trabajar sus pinceles para atrapar la inspiración receloso de que huya la musa que le induce a diseñar el contenido que le alumbra.

Pero Francisco Sanchis Cortés va más allá de una representación pictórica. El penetra en la intimidad de los personajes, por eso se adentra en lo más recóndito del germen creativo de los grandes de la música donde consigue entrelazar las notas de las impresionantes obras de Wagner, el drama de Verdi, la tragedia de Puccini, la algarabía de las notas de George Bizet o la suntuosidad de Mozart, sin olvidar los delicados compases de un Tchaikovsky tan controvertido y dispar, donde los sentimientos más profundos del ser humano se perciben al trasluz en sus lienzos y dejan grabado en la mente del espectador una sensación de realidad y encanto.

Estas son las características más destacadas de su obra, que se deben principalmente al profundo conocimiento del género operístico y sus creadores, así como la habilidad de traspasar un momento musical a sus lienzos.

En definitiva, la sinfonía pictórica de Francisco Sanchis Cortés da vida a infinidad de personajes, unos siguiendo la tradición romántica del momento, otros manifestando sentimientos atormentados por sus circunstancias sin olvidar los ruidos de sables y caballos que expresan triunfos o tristezas, muy propios del ingenio de sus autores.

Es por ello que cuando se deja de contemplar su obra se asemeja a una bajada del telón y hay que salir del recinto para regresar al mundo real.

María Bernal Sanz

Asesora Jurídica del Patrimonio Cultural, Consejo Asesor de la UNESCO

 

Nacida en Valladolid

Es Licenciada en Derecho por la Universidad Complutense y en Historia del Arte por la Universidad Literaria de Valencia.

Es Asesor Jurídico del Patrimonio Histórico y Cultural,

Miembro de la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación, Académico de Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, Miembro de la Cofradía Internacional de Investigadores de Toledo, Miembro del Comité Español de ICOMOS (Consejo Asesor de la UNESCO/Grupo de Letrados)

Miembro de Número de EUROPA NOSTRA ( Comisión de Cultura del Consejo de Europa). Miembro del Instituto de Estudios Madrileños (CECEL-CSIC), Miembro del Instituto de Estudios Complutenses de Alcalá de Henares (CECEL-CSIC), Miembro de la Junta Directiva de la Asociación Internacional de Caminería Hispánica del CSIC. Instituto de Estudios Históricos (CSIC). Miembro del Instituto Cervantes (Hispanista).Presidenta de la Asociación de Asesores y Órganos Consultivos de Estudios Hispánicos (Instituto Cervantes).

Dama de Isabel la Católica

Colaboradora del Consejo de Europa (divulgación de Textos Legales sobre recuperación y puesta en valor del Patrimonio Histórico y Cultural).

Autora de la ponencia “Toledo, relicario cultural de España”, pronunciada en ICOMOS con motivo de la presentación del manifiesto para la declaración de Toledo Patrimonio de la Humanidad en 1986, en la sede de la UNESCO.

Participante como miembro de FORUM UNESCO a los actos conmemorativos en el año 2000 del milenario de la Kasbah de Argel, invitada por el Ministerio de Cultura del Gobierno Argelino.

Participante en Jornadas y Mesas Redondas como conferenciante. Asistente como Ponente a Simposios y Congresos en Bruselas, Madrid, París (La Sorbona-IV), El Cairo, Colonia, Heidelberg, Roma, Nápoles, L´Áquila (Italia), Santiago de Compostela, Valladolid, Viena, Amberes, Brujas, Argel, Córdoba, Sevilla, Huesca, Lovaina, Estrasburgo, Granada, Valencia, Quito y Lisboa.

 

Francisco Sanchis Cortés